Vlad Schnitzler.

Ir abajo

Vlad Schnitzler.

Mensaje por Vlad Schnitzler el Dom Nov 09, 2014 3:46 pm

Vlad Schnitzler.
Vlad Schnitzler.
31 años.
2 de Abril.
Dumstrang.
Heterosexual.
Mestizo
Play by: Jamie Dornan
Personalidad

Vlad en resumidas cuentas se le podría describir como un hombre de mundo, conocedor de los más exquisitos placeres que la vida podría ofrecerle, pues él los buscó todo. Un gozador y vividor empedernido quien siempre, al menos en sus años de juventud, buscó más y más, hasta un punto en donde sencillamente nada podía satisfacerlo, pero aún así se encontraba complacido con su vida actual.
En sí Vlad era un tipo un poco difícil de tratar pues había nacido con un carácter complicado y con el paso de los años, a pesar de que aún no era viejo, se había puesto aún peor, pues su arrogancia innata se había acrecentado con el tiempo y mucho más aún por todas las cosas que había aprendido en su vida, que no eran pocas, ya que Vlad si a algo, además de gozar, se había ensañado en su vida era a descubrir nuevas cosas, pero no a través de libros, claro que no, a él lo que le gustaba, le apasionaba y le hacía perder el aliento era viajar, descubrir, pisar territorios insospechados y conocer nuevas culturas, nuevos idiomas, nuevas formas de ver la vida.
El tipo había viajado y vivido tanto que sabía tantas cosas muggles como de brujos que podría escribir miles de libros, pero prefería guardarlos en su memoria, pues, ¿quién se interesaría en las hazañas de un hombre cualquiera? Dudaba que alguien. Sin embargo, todo aquello le sirvió para, además de conocer, para ilustrarse y convertirse en un hombre conocedor de multiples cosas, así que en cuanto se cansó de tanto viaje, se dedicó a enseñar y compartir un poco de su conocimiento con las jóvenes mentes que ponían a su disposición.
Si bien, Vlad era un tipo complicado para sus pares (a pesar de que intentara por todos los medios mostrar buena cara y ser un poco afable) con sus alumnos la cosa era diferente. No tenía porqué esforzarse en mostrar una sonrisa, porque no eran iguales. Con ellos podía ser completamente borde si le apatecia y lo era, claro que lo era. No es que le gustara ser cabrón, para nada, es más, muchas veces le trajo un montón de problemas ser de aquella manera, pero así era su personalidad. Aunque intentara ser simpático sus palabras salían cortantes y filosas, así que nada podía hacer contra ello.
Historia

Vlad recordaba perfectamente cuando a la edad de 11 años su madre, una joven mujer cansada, pero abnegada a su trabajo y a su hijo, le contó la verdad sobre su ausente y misterioso padre. Al principio siempre rehuía sus incontables preguntas sobre él, pero lo inevitable había llegado y ya no podía seguir ocultándole la verdad, después de todo, él tenía que saberlo.
A la edad de 18 años su joven madre había conocido en su trabajo un apuesto y aventurero hombre que estaba de paso por el pequeño pueblo de Irlanda en donde vivía. Era joven, pero se notaba que era mayor que ella, debía tener 20 y muchos o 30 y pocos. Su romance no fue muy largo. Él la sedujo y ella joven e inexperta cayó rápidamente en sus redes de donde fue engendrado Vlad. A pesar de que al principio el padre del muchacho estaba muy entusiasmado con la idea de tener un hijo, a los pocos días de saberlo, se fue de aquel pueblucho y ella nunca más volvió a verlo. Así que tuvo que criar a su hijo sola, pues su familia la había rechazado fuertemente al saber de su aventura con aquel forastero.
A pesar de que sus circunstancias fueron difíciles siempre quiso a ese niño, desde el momento en que supo que él estaba creciendo en su vientre amó su vida y lo crió de buena manera. Las intenciones de su madre siempre fueron buenas y siempre intentó ocultarle algo, a los 11 años luego de recibir una carta sobre un colegio de magia, le contó la verdad sobre su padre y le mencionó que él era brujo y por lo mismo no lo culpaba de haberse marchado, ya que no hubiese sido feliz a su lado. El muchacho a pesar de tener muy pocos años había sido un niño maduro, ya que su madre lo trataba como si fuese el hombre de la casa, y lo era. A pesar de que era un niño siempre tuvo que cuidar de su joven madre quien parecía vivir en una burbuja todo el tiempo y era él quien tenía que volverla un momento a la tierra. Por eso mismo, al principio creyó que todo se trataba de una broma pero tuvo que creerle, pues sabía que él no era un chico normal, ya que desde que tenía uso de razón cosas inexplicables sucedían a su alrededor cuando se molestaba, sorprendía mucho o incluso con cosas muy pequeñas como que tuviese mucha flojera de cerrar una puerta. Nunca se lo comentó a su madre para no asustarla, pero la verdad es que él estaba muy asustado con sus inusuales habilidades, pero ahora que sabía la verdad todo calzaba y podía sentirse un poco más relajado.
Cuando cumplió 11 años además de llevarse la gran sorpresa de la verdad sobre sus hombros entró al famoso colegio de magia que estaba en Alemania: Dumstrang. El chico, a pesar de tener un carácter complicado había encajado de inmediato. El primer día ya había hecho algunos amigos y a medida que pasaba el tiempo se hacía más y más conocido por todo el colegio. No porque fuese brillante o se sacara las mejores calificaciones, sino, que era por su innato don de liderazgo. Tenía una personalidad y presencia tan imponente y fuerte que los demás chicos lo seguían y se le acercaban sin dudar, a pesar de que solía meterse en problemas.
Siempre fue calificado por sus amigos y conocidos como un chico duro y temperamental, pero confiable, pues muchos de esos problemas era porque solía defender a sus amigos y así iba creando más y más enemigos, pero también gente que le quería y tenía aprecio. Si bien, solía ser un chico algo pesado le encantaba divertirse y con sus amigos su personalidad era diferente (cosa que le pasaba en la actualidad), con ellos sencillamente se dejaba llevar y se divertía como lo haría un chico de su edad. Le gustan las fiestas, beber hasta vomitar, ligar con chicas... Lo normal.
Cuando salió de aquel colegio no fue con honores de ningún tipo, pero sí con el cariño de sus profesores y amigos, que eran muchos y muy cercanos. Pero cuando salió algo en él cambió que antes jamás había sentido, era como si le hubiesen dado alas y estaba ansioso por estrenarlas. Se sintió libre y capaz de hacer lo que quisiera, así que sin dudarlo se despidió de su madre, cogió una mochila con unas pocas cosas y se fue a viajar por el mundo con sus facultades y varita en mano, por supuesto. Su meta en esos momentos era descubrir y conocer el mundo, y lo hizo. Si bien su colegio lo llenó de conocimientos su viaje le demostró como era el mundo y muchas otras técnicas de brujería, otros hechizos, otros modos de practicarlo. Pero si de algo estaba completamente seguro es que habían brujos por todos lados. Aprendió de hechicería Azteca, Maya, Inca, Diaguita, Mapuche, Egipcia, etc.; cuando se puso a rebuscar más aún encontró un pequeño grupo de Persas que le ensañaron aún más y le dijeron que habían muchas culturas que no estaban muertas, sino que solo escondidas y eran mayormente brujos ermitaños que habían decidido desistir del avance del mundo y habían preferido congelar su tiempo. A ellos también los conoció. Pero tanto viaje al final le resultó agotador, había conocido todo el mundo y se había quedado sin nada qué recorrer. Había tenido el gusto de probar distintas comidas y distintas mujeres por montones y se había quedado sin nada. Fue cuando decidió compartir sus escondidos conocimientos y hacer un bien  para los jóvenes, pues después de todo, él algún día moriría y todo lo que había vivido no serviría para nada.
-- Patronus:  Aguila.
- Boggart: Encontrar a su padre.
- Mascota: Un gato llamado Trapo.
- Gustos: Viajar, conocer, recorrer, aprender y ahora último descubrió que le gusta bastante enseñar. Adora el café, pues siente que con éste le despierta para poder hacer un montón de actividades en el día. A pesar de que él no es nada amable le gusta la gente con esa personalidad, a veces hasta le nace ser afable de vuelta y no parece forzado.
- Disgutos: Odia con creces a la gente que habla sin saber, que inventa cosas y a la chismosa. Detesta que se le acabe el café y las Grageas con sabor a vomito, cerilla, moco y todas esas cosas asquerosas poco dignas de ser probas.
- Hobbies: Cuando tiene tiempo libre le gusta dedicarlo exclusivamente a recorrer los alrededores del castillo, sino es eso, dedicarse casi a tiempo completo a leer (pueden ser libros de magia o algún libro muggle) mientras escucha música, aunque como es un para persona un poco quisquillosa le gusta exclusivamente la música muggle, pero no de cualquier época, claro que no, adora la exquisita música del siglo XVII, XVIII.
avatar
Vlad Schnitzler

Fecha de inscripción : 09/11/2014
Mensajes : 56
Galeones : 136643

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vlad Schnitzler.

Mensaje por Ian McKintosh el Dom Nov 09, 2014 4:00 pm


Ficha Aceptada
Bienvenido
a Deathly Hogwarts Vlad Schnitzler, te deseamos una buena estadía en el foro, ahora puedes pasar a hacer registros.
avatar
Ian McKintosh
Desconocido
Desconocido

Fecha de inscripción : 13/10/2014
Mensajes : 247
Galeones : 132245

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.